El pasado viernes se cerró una nueva ronda de negociaciones entre Reino Unido y la Unión Europea con resultados si cabe más desalentadores que en anteriores ocasiones, dada la falta absoluta de avances tras cuatro rondas y la inmediatez de la fecha tope para que Reino Unido solicite una prórroga del periodo transitorio. En este último punto, el gobierno británico sigue rechazando una prórroga que deja los plazos para la salida con acuerdo muy ajustados a pesar de que,. según ha recordado Barnier, la Unión Europa mantiene la puerta abierta a esta prórroga. De no haber prórroga, Barnier ha fijado el 31 de octubre fecha tope para la que tendría que estar listo el acuerdo que ratificar antes de la salida el 31 de diciembre, lo que según las conversaciones mantenidas hasta la fecha parece altamente improbable.

Ante la perspectiva de un nuevo bloqueo, este mismo mes se reunirán la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson en lo que sería la última esperanza de alcanzar algún tipo de acuerdo

El actual bloqueo sigue centrándose en los 4 puntos clave que ya llevan encima de la mesa desde hace meses sin avances:

  1. Pesca
  2. El llamado «level playing field» o «campo de juego nivelado» que garantice una competencia libre y justa ante una nueva asociación económica
  3. Garantías de cara a proteger los derechos y libertades y fijar una cooperación policial y judicial en materia penal
  4. La gobernanza de la relación futura

El jefe negociador europeo, Michel Barnier, lamentó la actual situación y señaló que la Unión Europea se limita a sacar adelante los compromisos adquiridos por parte de Reino Unido en la declaración política.

MÁS INFORMACIÓN

Declaración Michel Barnier tras la cuarta ronda de negociaciones